Origami

La colección Origami, concebida como un juego de niños, se forma mediante el plegado de finas planchas de acero negro. La levedad que transmite el plegado contrasta con la crudeza con la que se muestra el material. Aquello que debiera ser pesado, parece ligero.

Las texturas y las marcas de cada plancha, hacen de cada mueble una pieza única.

En 2014 se introducen nuevos materiales en la colección, hormigón armado y madera usada. Recuperando y reubicando cajones de viejas cómodas olvidadas, se busca el contraste entre lo nuevo y lo viejo, entre aquello antes desechado y la precisión del acero. El hormigón, por último, nos permite, mediante procesos seriados, obtener piezas únicas, con tonalidades y texturas siempre cambiantes.